AQUELARRE EN CLUB V – VIERNES 24//AGOSTO

Una fría noche golpeaba la Ciudad de Buenos Aires y una luna completamente llena hacía que todo sea perfecto y propicio, para el desarrollo de una gran fiesta oscura que se viviría en Club Calavera. Matan S.A. junto a Lepergod, compartirían escenario con Corrossive y Lvganör, en una noche que prometía ser desquiciada.

Por Luis Sarmiento Pozza

Cerca de la medianoche se podía observar a metaleros rondando el lugar, tomando unas cervezas entre charlas y charlas; esperando el momento en que la distorsión en vivo se adueñe del local para poder ingresar y darse con la primera banda.

Quienes estuvieron a cargo de romper el silencio, fueron los muchachos de LVGANÖR. Presentación realmente concisa, basada completamente en composiciones propias (algo muy respetable). Iniciaron con temas correspondiente a su EP ‘Alimentas la Decadencia’, demostrando una agresividad puntual sin sobresaltos, con los temas: “Ojalá se Mueran Todos” y “Cripta”. Seguido a ello, continuaron con ‘Tan Poco Especial’ y ‘Pudriéndote por Dentro’, ambos extraídos de su Demo (2015), denotando con ello más fuerza. Sin embargo, eso no fue todo. La banda para cerrar su set presentó tres temas nuevos que sonaron con muchísimo más ímpetu. La sonoridad se aceleró y se los mostraba más gruesos musicalmente. Algo que realmente dará mucho que hablar, en lo que representará su futuro material discográfico. Tras aplausos de los presentes que poco a poco iban llegando, la banda se despidió.

Las luces del lugar casi en su totalidad estaban en tonalidad roja y hacían que por momentos uno se siéntese parte de un verdadero infierno. Todo conjugaba, la música, las luces, el ambiente.

Seguido a ellos el turno fue de CORROSSIVE, quienes desarrollaron una presentación también arrolladora. Su propuesta se vinculaba a un Death Metal con matices más técnicos. Una brutalidad realmente acentuada, pero en su medida justa. Sonaron con mucha destreza por parte de sus instrumentistas, quienes ejecutaban su rol con gran desempeño. Su repertorio se basó en siete temas sin respiros, uno tras otro y de buen impacto. (‘Under the Power of no One’, ‘Corrosive Minds’, ’Hecatomb’, entre otros). Un perfil más adrenérgico se vivía, en un lugar un poco más asistido, donde los presentes disfrutaban del paso a paso de la noche. Deslumbraron con su tenacidad, que no resultaba para nada agobiante.

El sonido estuvo muy bien y las bandas desarrollaron su show sin ningún tipo de inconveniente. Una gran adaptación y despliegue por parte de cada una de ellas, en un escenario que adaptaron según sus condiciones de alineación.

El aquelarre se seguía pronunciando en escena, mientras todo se desarrollaba con normalidad. Fue entonces que la tercera banda ya se encontraba lista para pronunciarse en vivo. Se trataba de LEPERGOD, quienes se encuentran en un tremendo momento musical. Iniciaron como no podía ser de otra manera en este encuentro oscuro, con ‘La Salamanca’. Instrumentación que se hizo sentir de manera latente e intensa, para que de esa manera puedan arremeter con un tema nuevo. Los presentes se acercaron más al escenario para poder apreciar todo el desborde de energía que transmitía la banda en directo. Prosiguieron con el tema ‘Vi La Muerte’ y el tema ‘Insurrección’, donde se podía apreciar a la gente acompañando a cada uno de ellos con coros. Una ambientación sonora muy acertada, donde se escuchaba hasta cuervos rondando el lugar. A su vociferador siempre se lo encuentra muy confiado con su rol y no es para menos, es un frotman con muchísimo carisma que logra hacer sentir cómodo a todo el público.

El ritual continuaba y cuando se escuchaba el ‘exégesis’ que da pie a ‘Litvrgia’, los presentes hicieron sentir su aprobación; y de hecho a todo lo que se venía desarrollando.

Luego del potente tema ‘Alma Solar’, se atrevieron a manifestar otra de las composiciones nuevas que fue celebrado por todos. Finalmente, culminaron su presentación con tres temas de su primer álbum (Siniestro Éxtasis): ‘La Cruz Traidora’, ‘Fuego Salvaje’ y ‘Dark Seal’. Composiciones que los seguidores de LEPERGOD ya reconocen de inmediato, lo que habla muy bien de la banda. Otro acto destacado es siempre el acompañamiento de Brenda Cuesta (BloodParade), acompañando en algunos coros y creando una atmósfera oportuna, precisamente en este último tema. Los aplausos se hicieron sentir y la banda se retiró a gusto por el show realmente tajante que demostraron.

Pero la noche no finalizaba, y sabíamos que se venía algo rotundo. Se venía una nueva presentación de MATAN S.A. quienes se encuentran potenciando en vivo su terrible tercer disco “El Orfanato”. Una banda que juega acertadamente en modo audiovisual, con un compromiso total e intenso por parte de su frotman.

Empezaba a resonar el tema ‘Psicología de una Mentira’, mientras se lo veía a Wata (voz) bajando por las escaleras y pronunciándose en el escenario con toda la gran personificación que conlleva su vestuario y rol en la banda. Sonaban violentos, brutales y precisos. Un buen set que abarcó temas de los tres álbumes, pero apuntalando más a su reciente obra cumbre. Seguido a ello, continuaron con el tema ‘Pierdo el Control’, respetando cada ‘intro’ como lo gesta su álbum. Volvieron en el tiempo hasta su primer álbum con el tema ‘Vuelvo a Saciar mi Sed’, mientras que luego prosiguieron con el álbum en presentación con el estridente tema ‘Soy Instrumento de Dios’.

Una banda muy comprometida que en lo musical explota, pero sin embargo va mucho más allá. Siempre procurando no descuidar ningún tipo de detalles, con un escenario bien ornamentado para la situación.

Enveneno la Vida’ hizo sacudir cabezas, como cada uno de los temas que ya se hicieron clásicos, así como también de los nuevos que demuestran una increíble potencia, como: ‘¿Mamá Dónde Estás?’. La gente agitaba en los momentos justos, mientras el show continuaba abrumadoramente.

Panic Attack’ y ‘Masacre en Claypole’, hicieron recordar bruscamente el primer y segundo álbum. La banda se encontraba presentando un nuevo integrante en bajo, quien se acopló en buena medida con las exigencias en el vivo. Finalmente cerraron su set con ‘Vademécum de la Vergüenza’ y ‘Los Odio’; y ante el pedido de un tema más, culminaron con ‘A Decapitar’.

El recinto finalizó con un buen acompañamiento de los presentes que logramos disfrutar de comienzo a final de increíbles presentaciones, de tremendas bandas argentinas. Mucho nivel, ganas y profesionalismo. El sonido estuvo realmente muy bien para todas las bandas y el aquelarre fue realmente detonador.

Por Luis Sarmiento Pozza

Comentarios